info@comunacero.com.ar martes 06 junio 2023
info@comunacero.com.ar martes 06 junio 2023

A Sergio Berni casi lo matan a golpes en una protesta

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, fue agredido este lunes con golpes de puño y piedrazos por un grupo de choferes de colectivo que protestaban por el asesinato de un compañero en La Matanza, crimen por el cual la UTA declaró un paro de actividades que dejó sin transporte público de pasajeros a amplias zonas del conurbano.

El asesinato del colectivero Daniel Barrientos fue perpetrado a las 4.30 de hoy en la localidad de Virrey del Pino, donde su vehículo fue abordado por dos delincuentes, uno de los cuales le disparó en el pecho, de acuerdo con las primeras versiones difundidas por la policía y avaladas por testigos.

Un policía de la ciudad de Buenos Aires estaba en el colectivo y se tiroteó con los ladrones debajo del vehículo. Las autoridades bonaerenses anunciaron que un sospechoso fue detenido e involucrado en el caso, mientras un automóvil fue usado para la huida de los atacantes de Barrientos.

Los compañeros del chofer asesinado se reunieron en protesta en la avenida General Paz y Juan Manuel de Rosas, adonde antes del mediodía se presentó Berni -quien llegó al lugar de la manifestación a bordo de un helicóptero- con la intención de dialogar con los choferes.

Sin custodia policial visible, Berni fue recibido con palazos, piedrazos y golpes de puño, lo cual le generó una fractura malar y hundimiento de la órbita ocular.

Fuentes oficiales confirmaron a Télam que, tras la agresión -que se extendió por unos 20 minutos-, Berni fue trasladado al hospital Churruca, ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios, donde arribó en helicóptero con “conmoción cerebral, muchos golpes y cortes profundos en el cuero cabelludo y en el rostro”, aunque aseguraron que no perdió el conocimiento en ningún momento.

Berni quedó apoyado contra una pared, de espaldas a la General Paz y frente a los agresores, hasta que un cordón de la Policía de la ciudad de Buenos Aires -con sus agentes escudados- lo sacó del lugar, pese la resistencia del propio funcionario.

En medio de esas escenas de violencia, un policía de la ciudad le dio un violento golpe con el borde de su escudo a un manifestante en plena cara, sin que se advirtiera en el agredido ninguna actitud desafiante.

El Gobierno porteño anunció más tarde que al policía se le abrió un sumario para determinar “si amerita una sanción”.

En tanto, once personas -ocho policías porteños y tres colectiveros-, resultaron heridos producto del enfrentamiento, según aseguró a Télam el titular del SAME, Alberto Crescenti.

Tras la agresión, Berni, afirmó que el crimen del colectivero en La Matanza “no fue un hecho habitual” y resaltó que “no va a denunciar” a los colegas del trabajador asesinado que lo golpearon durante una protesta sobre la avenida General Paz.

“Un golpe más que no hace mella”, dijo.

“Fue un hecho muy raro. Nosotros investigamos todos los días; (los asesinos) usaron dos pistolas calibre 40. Nadie cruza un auto a un colectivo. No es habitual”, dijo Berni a la prensa al salir del Hospital Churruca.

El ministro pidió “solidaridad” para con la víctima e hizo énfasis en que el colectivero de la línea 620 Daniel Barrientos, asesinado durante la madrugada de un disparo luego de que dos delincuentes intentaran robar en su unidad en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, “no es un modus operandi típico de los asaltos a un colectivo”.

“Fue un asesinato a sangre fría sin ningún motivo”, indicó Berni sobre el hecho en el que también intervino un efectivo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires que viajaba como pasajero y que -según Berni- “respondió a los disparos” y ahora “está haciendo un reconocimiento” de uno de los maleantes detenidos.

Al conocerse el crimen, los colectiveros de la empresa Nuevo Ideal S.A., que tiene entre sus líneas a la 620, iniciaron un paro en reclamo de seguridad, al que se plegaron trabajadores de al menos otras 85 líneas, que realizaban cortes en la avenida General Paz, a la altura de Lomas del Mirador, donde Berni se presentó y sufrió ataques por parte de colectiveros.

 

Leave a Reply