info@comunacero.com.ar sábado 02 marzo 2024
info@comunacero.com.ar sábado 02 marzo 2024

Contundente victoria del peronismo en la elección a intendente de Córdoba

En una disputa por una de las intendencias más pobladas de Argentina, el peronismo de Córdoba logró una contundente victoria que puede tener importantes implicancias para las elecciones nacionales del próximo 13 de agosto, las PASO. El actual viceintendente Daniel Passerini, del partido Hacemos Unidos por Córdoba, se impuso por casi un 8% al diputado nacional Rodrigo De Loredo, de la coalición Juntos por el Cambio, confirmando así el éxito del actual intendente y gobernador electo, Martín Llaryora, en los comicios de junio pasado.

El resultado electoral sorprendió, ya que contradecía las encuestas previas que favorecían a la oposición. El entusiasmo y la confianza que habían mostrado los responsables de la campaña de Juntos por el Cambio se convirtieron rápidamente en desilusión al ver el avasallador triunfo de Passerini.

El viceintendente, médico de profesión, inició su carrera política en Cruza Alta y luego ocupó cargos en el gobierno de José Manuel De la Sota, incluyendo el Ministerio de Desarrollo Social. Su victoria, a pesar de ser un hombre cercano al gobernador Schiaretti y al peronismo de Córdoba, dejó un mensaje claro hacia la interna partidaria.

El gobernador Schiaretti, quien también se postula como precandidato a presidente, encontró en la victoria de Llaryora y Passerini una oportunidad para reforzar su liderazgo político y proyectar su imagen como arquitecto de un modelo que supera la polarización. Aunque su precandidatura no despegó en las encuestas nacionales, se espera que supere con comodidad el mínimo de votos necesario para competir en las generales.

Por otro lado, Sergio Massa, precandidato a presidente por Unión por la Patria, resaltó la formación política de Llaryora y Passerini bajo el legado del ex gobernador José Manuel De la Sota. Massa destacó que el ejemplo de la campaña cordobesa debería ser seguido por la coalición de gobierno a nivel nacional, y pidió acercarse a los votantes y reconocer errores.

La coalición Juntos por el Cambio sufrió una dura derrota, y el mensaje de De Loredo de mantener la interna nacional al margen de la campaña cordobesa no se cumplió. Las críticas a la gestión de Llaryora y propuestas controvertidas, como la de transferir la Policía de la provincia a la ciudad, pudieron haber afectado su desempeño electoral.

En cuanto a los libertarios, como ha ocurrido en varias elecciones provinciales de este año, el economista Javier Milei no reconoció a los candidatos que se presentaron como libertarios, y sus resultados fueron decepcionantes. A pesar de ello, Milei mantiene cierta competitividad en las encuestas nacionales como precandidato a presidente.

Un dato a tener en cuenta fue el histórico ausentismo registrado en las elecciones a intendente de Córdoba, con el nivel más bajo de participación desde 1983. Los analistas mencionaron la impactante campaña negativa como un factor que afectó los incentivos para votar, y tanto el oficialismo como la oposición compartieron la responsabilidad de esta situación.

La victoria del peronismo de Córdoba en esta elección de intendente marca un precedente importante de cara a las próximas PASO nacionales, y la contienda se presenta más abierta y reñida de lo que se esperaba. Con un panorama político tan dinámico, los ciudadanos argentinos se preparan para un importante proceso electoral que definirá el rumbo del país en los próximos años.

Leave a Reply